La comunicación asertiva

No digas que SI cuando quieras decir NO


¿No te ha ocurrido que te has sorprendido a ti mismo diciendo que SI cuando realmente querías decir NO?

Seguro que has comprado algo que no necesitabas simplemente porque en ese momento no supiste rechazar esa oferta. O quizás, has asistido a algún evento al que no querías ir, por “compromiso”. Seguro que te has visto haciendo algo por alguien que no tenías ni pizca de ganas de hacer, solo porque pensar en decir que no, te hace sentir tan mal, que prefieres no decir nada y hacer lo que te piden.

Aunque hay personas que no tienen ninguna dificultad para defender sus opiniones y valores ante los demás, casi todo el mundo, en un momento u otro, ha acabado cediendo ante la insistencia o los argumentos de un interlocutor más hábil, que ha conseguido que hagamos alguna cosa que, o  no nos apetece hacer, o se encuentra en franca contradicción con nuestros valores.

La capacidad de hacer valer la propia opinión ante los demás se llama asertividad. Ser asertivo consiste en ser capaz de plantear y defender un argumento, una reclamación o una postura desde una actitud de confianza en uno mismo. Es poder trasmitir a otra persona tus posturas, opiniones, creencias o sentimientos de manera eficaz y sin sentirse incómodo.

Sería la capacidad de conseguir nuestros objetivos de la forma más adecuada.

La asertividad es un estilo de comunicación interpersonal y como tal, se puede aprender.

Comunicación asertiva

VENTAJAS DE SER ASERTIVO

  • Tener la capacidad de defender los propios derechos, dando cabida a los intereses y derechos de otras personas.
  • Ser honesto con uno mismo y con los demás.
  • Poder de comunicar las opiniones de manera directa, sin dar lugar a malos entendidos y sin sentirse culpable por ello.
  • Ser autoafirmativo sin sentirse culpable, ni perder el cariño de los demás.
  • Poder de mantener amistades y conversaciones con familiares, amigos y desconocidos.
  • Ser capaz de aceptar las propias limitaciones y aprovechamiento de sus capacidades individuales, conservando el respeto y la valoración por sí mismo.

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA ASERTIVIDAD

  • Respeto por los demás y por uno mismo: tratar a los otros con respeto es simplemente considerar sus derechos humanos básicos, que no es el tener condescendencia para no cuestionar lo que otros piensan o hacen.
  • Ser directo: Significa comunicar sentimientos, creencias y necesidades directamente y de forma clara.
  • Ser honesto: Expresar verdaderamente los sentimientos, opiniones o preferencias, sin menosprecio de los otros ni de sí mismo.
  • Ser apropiado: Toda comunicación por definición, involucra al menos dos personas y ocurre en un contexto particular, así una comunicación asertiva, necesita un espacio, un tiempo, un grado de firmeza, una frecuencia, etc.

Un gran paso para aprender a ser asertivos es conocer nuestros derechos que “no están escritos, pero que todos poseemos, y que muchas veces olvidamos a costa de nuestra autoestima”.

2018-01-18T11:58:56+00:00

Deje su comentario